Maquillaje para Halloween

Maquillaje para caras con erupciones

Sindrome de la cara roja

Tratamiento natural para la Cuperosis

Causas y Tratamientos contra la cuperosis

¿Qué es la cuperosis?

   La cuperosis no es una enfermedad cutánea, es un estado de la piel. Es natural sonrojarse. Pero es distinto cuando las rojeces en la cara son permanentes y surgen con facilidad.

   Está relacionada con la microcirculación y afecta a los vasos sanguíneos de la piel, especialmente de la cara. Aunque también puede afectar a cuello y pecho. Como consecuencia, aparecen rojeces en los pómulos, o los capilares se tornan en hilillos rojos ramificados. A esto se le llama cuperosis o telangiectasias.

   Las personas con un cutis sensible y rojeces en la cara son las más propensas a la cuperosis. Es más frecuente en mujeres aunque en hombres es más severa. Con frecuencia afecta a pieles claras, finas y secas por su sensibilidad. 

 cuperosis

     Es una afección estética y suele llevarse mal. Por suerte para las personas que padecen cuperosis, existen tratamientos que evitan las lesiones y atenuan mucho los signos en la cara. 

 

 Como aparece la cuperosis:

   La principal característica son las telangiectasias, esas  pequeñas venas varicosas  de las que hemos hablado antes, en los pómulos y aletas de la nariz. Otros signos evidentes de la cuperosis son:  

  • Enrojecimiento en la piel de la cara. Aunque en ocasiones desaparece, puede ser permanente.
  • Poca elasticidad de la piel que puede ser desencadenante.
  • Papulopústulas (acné rosáceo).

     Es más común en mujeres con pieles sensibles y la tez clara.  Surge entre los 20 y 50 años en aquellas personas con predisposición genética a padecerla.  Con los primeros síntomas deben tomarse medidas preventivas. La cuperosis, no es una enfermedad, pero puede degenerar en una rosácea entre los 30 y 40 años. 

     El primer paso es identificar los síntomas, pueden darse los siguientes:

  • Rojeces en la cara pasajeras: El frío, el viento, una comida picante, o una emoción pueden hacer enrojecer la piel. Tras unos minutos, su aspecto vuelve a la normalidad.
  • Eritrosis: Rojeces que se hacen permanentes, sobre todo en la zona de las mejillas.
  • Vasos dilatados o cuperosis: A partir de la eritrosis, algunos capilares sanguíneos se dilatan más que otros, incluso, se ven a simple vista. Estos pequeños vasos rojos constituyen la cuperosis.
  • Rosácea: Es una patología diferente de la cuperosis, aunque pueden padecerse ambas. Surgen pústulas como las del acné. Este es un problema más serio que precisa tratamiento médico. 

   Causas de la cuperosis

       Los factores que causan la cuperosis se relacionan con la dilatación de los vasos sanguíneos. Podemos distinguir las causas que desencadenan las telangiectasias en factores internos y factores externos.  

 Factores internos: 

  • Emociones intensas, estrés, cansancio y nervios. Se trata de situaciones en las que al aumentar el ritmo cardíaco también se dilatan los vasos sanguíneos.
  • Exceso de consumo de alcohol o tabaco.
  • Comidas y bebidas calientes, con muchas especias o picantes. Porque aumentan la temperatura corporal y dilatan las venas.
  • Ingestión rápida de comida.
  • Las alteraciones hormonales y el embarazo.
  • Herencia familiar.

Factores externos:

  • Cambios bruscos temperatura. Estas variaciones provocan vasodilatación y vasocontricción de forma violenta, por lo que las pequeñas venas en la cara pueden acabar en arañas vasculares.
  • Traumatismos o lesiones en la piel de la cara más fina.
  • Productos químicos irritantes o tensioactivos, que se aplican sobre la piel facial.
  • Contaminación medioambiental.
  • Exposición al sol, o uso de lámparas UVA.
  • Exponerse a fuentes de calor como chimeneas, mantas térmicas o radiadores
  • Uso de jabones agresivos, cremas, peeling químico o exfoliantes
  • Agua con mucho cloro o muy calcárea
  • Estrés y cansancio.
  • Otros factores como la hipertensión, diabetes y otras afecciones.

    Los profesionales de la dermatología aseguran que para prevenir la cuperosis  es fundamental utilizar protectores solares para radiaciones UVA, UVB, e IR (infrarrojos). se ralentiza el envejecimiento de las células de la piel de la cara y mantiene la hidratación facial. 

   Evitar el consumo de alcohol, tabaco y sustancias excitantes, así como mantener un dieta rica en verduras y frutas, ayuda a prevenir la cuperosis . 

 

 Tratamientos contra la cuperosis

  Los tratamientos para hacer frente a la cuperosis mitigan mucho sus efectos en la piel facial. Se aconseja evitar los factores que empeoran esta dolencia como ambientes excesivamente cálidos o fríos, uso de radiadores o estufas, comida demasiado picante o exposición al sol.

 

prevencion cuperosis

 

      Las cremas de protección solar e hidratantes calman la sequedad de la piel. No se recomiendan productos con  ácidos, con fragancias y aceites esenciales.   

      La higiene personal diaria es fundamental como prevención y tratamiento: 

  • Dos limpiezas al día, por la mañana y por la noche.
  • Productos suaves, hidratantes y calmantes como leches limpiadoras y geles, o tónicos de agua termal faciales.
  • Secar la piel con toques ligeros sin frotar.
  • Mascarillas calmantes e hidratantes unas dos veces a la semana.
  • No utilizar exfoliantes.

     Además de la higiene personal y la protección solar, existen otros tratamientos efectivos contra la cuperosis:

  • Láser: Es uno de los más eficaces. El láser coagula los vasos dilatados y mitigan las rojeces en la cara y otros señales de la cuperosis.
  • Cremas: Es recomendable utilizar pomadas y cremas con vitamina K para calmar la piel y fortalecer las paredes de los capilares.
  • Hierbas: El aloe, la melida, lavanda o manzanilla son hierbas que reducen la hinchazón y alivian la piel.  

 

   Otras soluciones naturales contra la cuperosis:

  • La dieta es básica. La cuperoris es un problema de circulación, así que se aconseja el consumo de vegetales frescos, y de alimentos que estimulen la circulación como la remolacha, el ajo, la cebolla o el limón, o infusiones como el te verde o la cola de caballo. 
    También es recomendable beber 2 litros de agua al día y evita el alcohol o comidas calientes. La leche de vaca congestiona las venas, reduce su consumo. 
  • Digitopuntura facial: Favorece la circulación. 
  • Masaje facial: Con aceite de almendras u oliva en las rojeces de la cara.
  • Mascarilla con ajo picado sobre el rostro. Nutre los vasos, los descongestiona y desinflama. 
  • Deportes como el yoga o la natación contra el estrés o la ansiedad.
  • Papaya cruda sobre la zona afectada de la cara o la mascarilla de aguacate desinflaman la piel y las venas, nutre y refresca.
  • Lavar la cara con agua fría y no exponerla al sol directamente ni al agua muy caliente.

 vida saludable cuperosis

 

   La cuperosis no es una enfermedad pero es un trastorno estético. Por eso es habitual que  afecte al autoestima. Pero seguir los tratamientos frena su avance y evita lesiones en la cara. Además pueden atenuarse mucho los signos en la piel hasta el punto de desaparecer. En conclusión, hay soluciones efectivas para las personas que padecen cuperosis. Ve a tu consulta médica para un buen diagnóstico y sigue sus indicaciones. 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Cremas para la Cuperosis

Etiquetas: Tratamientos cuperosis, Cuperosis laser, Cuperosis Rosacea, Cara roja causas, Rojeces en la piel, Venitas en la cara, Proteccion solar, Remedios naturales, Cuperosis soluciones, Rosacea origen