Maquillaje para Halloween

Maquillaje para caras con erupciones

Sindrome de la cara roja

Tratamiento natural para la Cuperosis

Cuperosis y Rosácea

 

      Es habitual la confusión entre cuperosis y rosácea, ya que los síntomas son muy parecidos. Una persona puede presentar ambas condiciones, sin embargo son diferentes afecciones:

  • La cuperosis es la abundacia de vasos capilares dilatados visibles, especialmente en las mejillas. Está causada por agentes externos.
  • La rosácea es una dolencia crónica que empieza a aparecer con rojeces en la piel discontinuas, sobre todo en la cara. Estas rojeces se van haciendo permanentes y comienzan a   aparecer lesiones inflamatorias. Es una enfermedad benigna de la dermis pero causa daños estéticos en la cara y no se acepta fácilmente. Afecta igualmente a hombres y mujeres, al   contrario de lo que generalmente se piensa.

   El tratamiento laser funciona muy bien para la cuperosis. Pero, la rosácea es una condición de la piel que necesita otro tipo de tratamiento médico. La rosácea se agrava poco a poco, evolucionando por intervalos y puede complicarse con dolencias oculares.
Tanto para la rosácea como para la cuperosis hay remedios y pueden reducirse mucho sus efectos.

Solución cuperosis

Origen de la rosácea

      Los estudios corroboran que las causas de la rosácea son de origen vascular:

  • Los síntomas clínicos de la rosácea por las rojeces en la piel intermitentes o permanentes son alteraciones microcirculatorias de los vasos capilares de la cara.
  • Se asocia a otros trastronos vasculares como las migraña.
  • La enfermedad actúa en la zona vascular de la cara.
  • Es posible que la hipersensibilidad al calor de quienes la sufren venga de la vascularización facial que no se adapta a las alteraciones térmicas.
  • Las rojeces en la cara intermitentes, se deben a un retraso en el vaciado venoso y no a un aumento del caudal sanguíneo en las arterias. Junto a este mecanismo vascular, parecen existir factores inflamatorios e infecciosos que explican el acné y otras inflamanciones como la rinofima (deformación de la nariz).

Síntomas de cuperosis y rosácea

     La piel con tendencia a la cuperosis también es parte de la piel hipersensible, así que también incluye sensaciones de molestia, y pinchazos. Los síntomas de la cuperosis se caracterizan por:

  • Enrojecimiento. El enrojecimiento se debe a vasos sanguíneos dilatados, por pérdida de elasiticidad de la epidermis. Se expande cuando hay un flujo de sangre hacia la piel, pero no se contrae luego como sucedería con la piel normal.
  • Con frecuencia las rojeces en la cara se tornan en hilillos de capilares ramificados. A esto se le llama telangiectasia.

     Al avanzar la cuperosis las rojeces en la cara pueden volverse permanentes. La piel enrojecida por hipersensibilidad no es un simple rubor ya que dura bastante más y puede no recuperar su aspecto hasta que sea tratada.

Rojeces en la piel

     Un 10% de la población adulta padece rosácea un desorden inflamatorio episódico crónico. También es una afección de la piel hipersensible, y quienes la padecen describen molestias, como pinchazos y calor, sensaciones subjetivas relacionadas con la hipersensibilidad. Otros síntomas que se experimentan:

  • Rojeces en la piel, especialmente en mejillas, mentón, nariz y frente.
  • Cuperosis, manchas y pústulas.
  • A veces afecta a la zona del ojo con orzuelos y conjuntivitis.
  • Pápulas y pústulas, semejantes a las que aparecen en pieles propensas al acné. Sin embargo, en el caso de la rosácea no hay poros obstruidos y la piel tiende a ser seca no grasa. Los puntos de la rosácea no dejan cicatrices.
  • En los casos más severos de rosácea, puede formarse exceso de tejido o piel engrosada. Esto afecta comunmente a la nariz y se conoce como Rinofima. La Rinofima hace que la nariz parezca más grande y bulbosa.

    Estas afecciones, con frecuencia tienen consecuencias físicas y psicológicas sobre quienes la padecen.

Etiquetas: Tratamientos cuperosis, Cuperosis Rosacea, Cara roja causas, Rojeces en la piel, Venitas en la cara, Cuperosis soluciones, Rosacea origen