Maquillaje para Halloween

Maquillaje para caras con erupciones

Sindrome de la cara roja

Tratamiento natural para la Cuperosis

Tratamientos contra la cuperosis

 

    Las rojeces y venillas en la cara o mejillas, son algunos de los síntomas más comunes de la cuperosis y rosáceas. Pero es una afección que se puede tratar. No es una enfermedad, aunque para quien la sufre es molesta y puede afectar al autoestima.


    Para su prevención y tratamiento conviene evitar cambios repentinos de temperatura, o exponerse a fuentes de calor o radiación solar. Se aconseja mantener una dieta sana y equilibrada. Así como evitar el estrés y el cansancio, causas determinantes de cuperosis.

    Puede tratarse de rosácea, que tiene síntomas muy parecidos como las rojeces en la piel. Pero debe tratarse de manera difererente a la cuperosis. Por eso es recomendable un diagnóstico médico.

Diagnóstico de la cuperosis

El tratamiento de la cuperosis se basa en tres factores:

  • Higiene facial: Suave e hidratante, que alivie la piel .
  • Principios activos: El cuidado de la piel de la cara mejora la circulación y tonifica los vasos sanguíneos. Se utilizan antiinflamatorios, calmantes e irritantes.
  • Tratamientos estéticos: Como el tratamiento laser o la electrocoagulación.

Tratamientos de higiene facial para la cuperosis

     Cuidar la higiene de la cara es fundamental para un tratamiento de la cuperosis eficaz, sobre todo si después se aplican otros tratamientos. La limpieza ha de ser suave, hidratante y con elementos calmantes para la piel. No deben utilizarse exfoliantes.

    Los mejores productos son los geles limpiadores sin jabón extragrasos, tónicos faciales, agua termal y panes dermatológicos. Deben aplicarse en la cara y cuello por la mañana y por la noche. Depués secar la piel con toques ligeros sin frotar. Es aconsejable aplicar mascarillas calmantes e hidratantes al menos dos veces por semana.

    La higiene facial permite actuar en la superfície de la dermis y eliminar así las impurezas de la suciedad ambiental, las células muertas y la grasa de la piel.

higiene facial

    Este tipo de productos conservan el manto hidrolipídico natural, el cosmético fisiológico por excelencia, que protege la piel. Después de utilizar leche limpiadora, el agua termal eliminará los restos de ésta recuperando el pH fisiológico de la dermis. Siempre se deben evitar productos con alcohol o tensioactivos agresivos.

Tratamiento de la cuperosis con principios activos

       Además de una adecuada limpieza facial, para un completo tratamiento natural de la cuperosis se necesita un aporte de nutrientes que permita a la piel cumplir su función. En general, se pueden utilizar productos para pieles sensibles. Pero conviene utilizar también otros, como cremas antirojeces, con efecto calmante, que mejoren la circulación y tonifiquen las paredes de los conductos sanguíneos.

    Las pieles que tienden a la cuperosis, como las pieles maduras y sensibles, tienen falta de hidratación. Esto afecta a la elasticidad de la dermis. Por esto se han de aplicar productos que retengan el agua en la capa córnea fácial. Éstas sustancias funcionan como una barrera. Así impiden que el agua se evapore a través de la piel.

   Hoy en día la mayor parte de los cosméticos para pieles sensibles incluyen filtros solares que protegen a la piel del sol. El uso de filtros solares es conveniente no sólo en verano, sino en cualquier estación. La radiación solar es constante todo el año. Los productos para el tratamiento de la cuperosis o a la rosácea contienen elementos calmantes, hidratantes, vasoconstrictores y descongestivos.

calendula cuperosis

    Los principios activos naturales que provienen de vegetales son los más utilizados:

  • Caléndula.
  • Hammamelis.
  • Lúpulo.
  • Hiedra.
  • Vid, etc...

También se utilizan activos purificados aislados como los son el dexpantenol, azuleno, alfabisabolol o el ácido glicirrético.

Tratamientos estéticos

      La medicina estética aporta soluciones muy eficaces para el tratamiento de la cuperosis. Caben destacar los tratamientos laser o de luz pulsada. 

    La luz pulsada es una fuente de luz muy intensa que comprende un rango determinado de colores. Cada uno produce un efecto diferente en la piel. Así la luz funciona de forma inteligente y elimina todas los restos o lesiones de la piel de la cara.
    Con el laser, se eleva la temperatura en los vasos sanguíneos mejorando su coagulación y provocando un cambio de color. Se atenúan las rojoces de la piel hasta el punto de desaparecer. Dependiendo del paciente existen tres opciones de láser:

  • Luz pulsada intensa : Trata los vasos más finos, los más fáciles de abordar por su tamaño y evolución.
  • Láser Neomidio Yag : Se puede complementar con otros tratamientos para la cara. Es indoloro, y muy efectivo.
  • Láser de colorante pulsado : Elimina la cuperosis más severa. Se utiliza también para las verrugas .

laser cuperosis

    Después del tratamiento láser es necesario evitar la exposición solar. Las molestias serán las mínimas, algunas rojeces, edema o picor. Efectos transitorios y sin importancia si el tratamiento se ha realizado de forma adecuada.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas: Tratamientos cuperosis, Cuperosis laser, Cuperosis Rosacea, Cara roja causas, Venitas en la cara, Cuperosis soluciones, Rosacea origen